Fuego lento.

Joder, uf, que no llego al botón,¿ dónde está la escalera?

Que van a venir ¿pero qué coño he hecho? Las  berenjenas con un poco de queso fundido, no sacan humo.  Se me ha olvidado poner el extractor. ¡Madre mía!  Con lo tranquila que estaba.

Me estoy acordando que el otro día desalojaron todo un edificio de oficinas porque a una chica se le quemó una tostada.

¡Qué exageración!

Día y noche se escuchan las sirenas. Al principio me desvelaba y pensaba que sería algún incendio forestal. Ahora ya no me preocupo, puede ser cualquier cosa. Teniendo en cuenta además, que aquí también están de moda los programas de cocina, habrá más de un cocinillas experimentando y asumiendo nuevos riesgos en los fogones.

Ya está. He conseguido apagarla. No ha sido fácil. La alarma está en el techo. A ver si ya  puedo comer tranquila. Esta vez  no han venido.

Bueno, si en algún momento hago sardinas  a la plancha, avisaré antes al cuerpo de bomberos, no vaya a ser que se presenten en casa y no tenga comida para todos. Eso no me lo perdona mi abuela.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s