Nos mudamos.

Dos meses, dos meses y medio y parece que llevo toda mi vida viviendo aquí. Es increíble como nos adaptamos  y olvidamos lo que dejamos.

Según llegamos buscamos piso. Una odisea. No te das cuenta del boom inmobiliario hasta que pateas la ciudad de norte a sur y de este a oeste. Vamos, como en España antes de la crisis. Al final después de ver ni sé cuantos pisos di con él. Eso si, sin muebles.

Tocó ir a Ikea, más de lo deseado, pero cuando hay que amueblar todo, es lo que toca y toca  jurar que nunca más volverás a comprar en Ikea.

Con la casa montada,  papeleos y médicos organizados  comenzamos nuestra nueva vida en Sydney.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s